¿Se puede ser el mejor en todo?

Alguna vez pasó por su cabeza la siguiente pregunta: ¿se puede ser el mejor en todo?. Algunos piensan que si se puede ser el mejor en todo, otros piensan que no se puede, pero ¿cuál es realmente la respuesta correcta?.

Para poder responder a esa pregunta, analicemos la vida de algunas personas que han alcanzado grandes cosas en su vida. Steve Jobs era un genio de la tecnología y las ventas, su genialidad se basaba en el inventar cosas que revolucionan el mundo y lo hizo con los smartphones. Fue cofundador de Apple, una de las empresas más grandes de la historia y además siempre cada cosa que inventaba la vendía por millones. Por lo tanto, se puede decir que fué un hombre totalmente exitoso, pero a pesar de toda su genialidad y éxito, tuvo muchos problemas con su hija, ya para el final de su vida se arrepintió de no haber pasado el tiempo necesario con ella, eso significa que no fué un gran padre.

Ahora veamos otro caso, Albert Einstein. Luego de haber pasado toda su vida en la física, hizo descubrimientos que revolucionaron la ciencia y el conocimiento sobre el Universo. En su época, fue el más grande científico del mundo reconocido por todos, y aún al día de hoy sigue ocupando ese lugar como el científico más conocido y popular del siglo xx, entonces se puede decir que fué totalmente exitoso en su área. Sin embargo, su esposa no fué feliz a su lado, ya que él nunca le dió el tiempo necesario para compartir, y ya para el final de sus días él dijo claramente que se considera el hombre mas tonto del mundo ya que por gastar sus años en la física, descuidó totalmente a su familia, por lo tanto no fué un gran esposo.

Si usted se pone a analizar a las personas, usted podrá encontrar a un gran esposo pero un pésimo hermano, un excelente marido pero pésimo jefe, una gran madre pero pésima empleada en su trabajo, un psicólogo que ayuda a todos pero su matrimonio se ha destruido, etcétera. Nadie puede ser el mejor en todas las áreas de la vida, algunos son excelentes en el amor pero malos en la administración del dinero, otros son excelentes en el ahorro pero muy malos para enamorar, hay personas que son unos genios de la música pero no han podido hacer una vida de familia, etcétera. Por eso, se puede concluir que nadie puede ser el mejor en todo, cada persona tenemos áreas en las que somos muy buenos, áreas en las que somos muy malos y áreas en las que somos más o menos.

El punto es que, debemos concentrarnos en mejorar en las áreas en las que somos muy buenos, la gente piensa que se debe entrenar en las áreas en las que somos malos, pero la realidad es que debemos entrenar más en las áreas que somos buenos para poder alcanzar la excelencia. Por ejemplo si su hijo es malo en matemáticas pero es un excelente deportista, debe apoyarlo en el deporte y matemáticas que pase con una nota normal, si usted le apoya en el deporte podría estar apoyando al futuro Lionel Messi, y a la final un futbolista gana mucho más dinero que un Ingeniero. Pero si usted le pone profesores de matemáticas, le hace hacer ejercicios matemáticos todo el día, usted le estaría estancando en el deporte y a la final el jamás llegará a ser un gran matemático.

Así que estimado lector, no debe sentirse mal si usted no es bueno en alguna área de su vida, ya que en otras áreas de seguro usted es muy bueno.

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel E. Méndez Romero

Máster en Programación Neurolingüística.

2017-06-14T00:17:11+00:00

About the Author:

Ingeniero de Sistemas y Máster en Programación Neurolingüística (PNL). Me apasiona poder ayudar a las personas a través de las tecnologías de PNL y de las tecnologías de información. Mi objetivo es poder dar un valor agregado a la gente para que lo utilicen en su vida privada, profesional y sentimental, para que puedan alcanzar el éxito en sus sueños, y esto lo hago mediante el Blog y por medio de otros recursos como Aplicaciones para móviles, libros electrónicos y videos interactivos.

Leave A Comment

*