presuposiciones niños

Las presuposiciones en los niños pueden resultar en graves efectos futuros, ya que se está poniendo una idea en la mente del niño. Si usted lector no conoce lo que es una presuposición, le invito antes de continuar a leer el post El poder de una presuposición.

Ciertamente con una presuposición se puede manipular a la gente, ya que se accede directamente al inconsciente de la persona. Pero eso no es correcto hacer, el problema es que muchas personas lo hacen sin darse cuenta de ello como por ejemplo nuestros padres, los profesores de las escuelas o los familiares y amigos cercanos. ¿Cómo sucede esto?. Veamos unos ejemplos para entender el problema claramente.

Cuando un niño pequeño de 5 años quiere subirse en una silla, la madre le dice —no te subas ahí, te vas a caer—, ¿cuál es la presuposición ahí?. La presuposición es que el niño es un inútil, ese es el mensaje enviado al inconsciente del niño, entonces es incorrecto decirle eso al niño ya que ese niño guarda en su mente esa frase, y al crecer se va a sentir un inútil y literalmente no podrá realizar nada en su vida.

Otro ejemplo es cuando un niño toma dinero en sus manos, la madre le dice —no cojas el dinero es sucio—, y entonces está guardando una presuposición en la mente del niño y es que el dinero es sucio. Cuando este niño crece, le costará mucho generar dinero ya que en su mente está guardado que el dinero es sucio.

Los profesores suelen decirles a los niños en la escuela —niños ahora presten mucha atención porque vamos a ver matemáticas y es difícil—, ¿cuál es la presuposición aquí?. El profesor está indicando que matemáticas es difícil, por lo tanto en la mente del niño ya se guardó que matemáticas es difícil, y como resultado de eso los niños odian matemáticas, y algunos no pueden resolver los problemas matemáticos. Claro que no es culpa del profesor, el lo hace sin darse cuenta pero está generando un problema en la mente de los niños.

Cuando un niño se equivoca en algo, los padres suelen decirle —eres un tonto—, entonces le están presuponiendo al niño que es un tonto, imagínese las consecuencias de sentirse tonto ya cuando sea más adulto.

Hemos visto 4 ejemplos de presuposiciones que afectan la mente de los niños, ahora ya lo tiene claro ¿verdad?. Entonces nuestro deber como padres, es limpiar estas presuposiciones que ponen en nuestros hijos o ponemos en ellos. Es imposible salvarse de las presuposiciones, pero si podemos borrarlas de la mente de nuestros hijos, veamos cómo hacerlo.

En vez de decirle a su hijo —eres un tonto— dígale —hijo me extraña que tu siendo muy inteligente hayas hecho esa tontería—, ¿si nota la diferencia?. La magia de las palabras es increíble, con ellas podemos destruir pero también con ellas podemos construir. Ahora en vez de decirle a su hijo —el dinero es sucio no lo toques— usted puede decirle —hijo luego que tomes el dinero lávate las manos porque el dinero se ensucia ya que pasa de mano en mano—.  Y para borrar la presuposición de las matemáticas, simplemente dígale a su hijo —hijo hoy vamos a aprender algo de las lindas matemáticas— y haga un juego con su hijo enseñándole matemáticas, si usted consigue hacerle divertir a su hijo mientras aprende matemáticas, ya está borrada la presuposición de las matemáticas difíciles.

Como ha podido ver lector, las presuposiciones pueden formar hijos fracasados o hijos triunfadores, ¿está usted preparándose para ser mejor padre cada día?. De usted depende lector el futuro de sus hijos, no pierda tiempo y tome acción ahora.

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel E. Méndez Romero

Máster en Programación Neurolingüística.