lealtad familiar

La lealtad familiar es un término ahora ya más utilizado en la psicología. Se refiere exactamente a las creencias de nuestros antepasados, que nosotros las llevamos inherentes aunque ya nuestro antepasado haya fallecido.

Muchas veces las personas se cuestionan a sí mismas, debido a que sienten una lealtad por la persona que estuvo presente en sus vidas, y como ahora ya no se encuentra presente, entonces sienten que por respeto y en memoria de esa persona, deben llevar las mismas creencias aunque éstas no sean las correctas. Veamos un ejemplo estimado lector, para entender de mejor manera este tema de la lealtad familiar.

Analicemos las creencias de una abuelita muy amada por sus nietos, ella tenía la creencia de que solamente los pobres son buenas personas y que los ricos se llenan de problemas y pelean entre familia y no son para nada felices. Además, tenía otra creencia de que el dinero es muy difícil de conseguir, y por lo tanto hay que ahorrar lo más que se pueda. Los nietos crecieron con ella, y tras varios años de escuchar esas creencias, se hicieron hábitos en las mentes de ellos sin que se dieran cuenta. De repente un día, la abuelita fallece y los nietos la lloran mucho porque la amaban. Pasan los años, y estos nietos siguieron de manera inconsciente las creencias de su abuelita, y por lo tanto ninguno de ellos era millonario, todos vivían al día y les costaba bastante generar dinero. Pero ninguno sabe la razón de aquello, simplemente piensan que la vida no les ha sonreído lo suficiente. ¿Cuál es la razón de que ninguno de los nietos en la actualidad sea millonario?.

Cuando nosotros amamos mucho a una persona, y vivimos durante años con esa persona ya sea nuestro papá, mamá, abuelos, hermanos, tíos o algún otro familiar, guardamos de manera inconsciente todas las creencias que nos transmiten estas personas. A veces de manera consciente creemos —mi padre pensaba así, yo debo seguir su ejemplo—, pero la mayoría de veces esto sucede de manera inconsciente, es decir nosotros seguimos un patrón de creencias sin que nos demos cuenta de ello, con el único objetivo de poder seguir el ejemplo o darle memoria a las creencias de la persona que tanto amamos. Esto es la lealtad familiar estimado lector, ahora quizás ya lo puede ver más claramente. Por su puesto que, existen creencias maravillosas de nuestros antepasados como por ejemplo respetar a los mayores, amar al prójimo, creer y estar cerca de Dios, hacer ejercicio, alimentarse bien, etcétera. Es correcto seguir estas creencias, ya que con ellas se puede dar felicidad y ayudar a mejorar el mundo en que vivimos.

Pero existen otras creencias que no son correctas, como por ejemplo los ricos son malas personas, el dinero es sucio, el dinero destruye a las familias, es difícil conseguir el dinero, Dios nos creó para sufrir, etcétera. Eso significa que, debido a la lealtad familiar a lo mejor usted es pobre, usted es enfermo, usted le tiene miedo al dinero, usted siente que es muy difícil esta vida, etcétera. La buena noticia lector, es que se pueden eliminar esas creencias de nuestra mente, existen varios ejercicios mentales para poder hacerlo, pero lo más recomendable en este caso, es que usted se comunique con un Coach en PNL o un Facilitador de Procesos de Cambio con PNL, estas personas están totalmente entrenadas para ayudarle a otra persona a eliminar todas las creencias negativas de la mente.

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel E. Méndez Romero

Máster en Programación Neurolingüística.