felicidad

Algunas veces las personas solemos decir —soy feliz y no necesito nada más— pero ¿realmente lo somos? o ¿existe algo que nos hace sentirnos tristes y solos?.

La vida es un proceso largo que tenemos que vivir, en ella conocemos personas y aprendemos. Pero las personas se amargan la vida cuando sienten que necesitan de otra persona para ser felices. A esto se le conoce técnicamente como codependencias.

Una codependencia es sentir que no se tiene cierta característica en la personalidad como valor, carisma, amor, pasión, seguridad, etcétera. De esta manera, una persona a nivel inconsciente está sintiendo que le hace falta a su vida seguridad, amor, pasión, etcétera y así se vuelve codependiente de otra persona que si tiene esos rasgos en su personalidad. Esa es la razón de sentirse solo y triste, y todo se debe a que la autoestima está baja.

Si usted siente que le hace falta algo en su personalidad, tómese su tiempo y analice qué es. Luego cuando ya sepa qué es, empiece a trabajar en ello y recupere su personalidad. Por ejemplo si usted lector siente que le hace falta seguridad, recuéstese y cierre sus ojos y empiece a recordar momentos en su vida en los cuales tuvo bastante seguridad, ya sea cuando se graduó de la universidad, cuando consiguió un trabajo, cuando le ascendieron de puesto, cuando se casó, etcétera y tome esos recursos y aplíquelos a su vida actual. Haga este ejercicio todos los días al iniciar el día, no le tomara más de cinco minutos pero tendrá resultados excelentes luego de unos quince días.

Lo segundo que usted debe de hacer, es hacerse amigo de esa vocecita que nos molesta a diario diciéndonos cosas como —no sirves para nada—, —estás solo y triste—, —nadie te quiere—, etcétera. Esa vocecita es el dialogo interno, y usted debe de hacerse amigo de su dialogo interno, para que en vez de decirle cosas negativas, le diga cosas positivas como —tú tienes una excelente personalidad—, —tu mente ahora es millonaria—, —tu vas a encontrar el amor que mereces—, etcétera.

Finalmente, usted debe de mimarse a usted mismo. Cómprese un helado y disfrute de la vida, cómprese unos snacks y vaya a ver una buena película usted solo. Usted debe de pensar que su vida es genial y no necesita de nada ni de nadie para estar bien y de esa manera, regalarse momentos de felicidad todos los días.

Cuando usted estimado lector, logre eliminar las codependencias en su vida, usted podrá ser feliz por usted mismo, no necesitará de ninguna persona para ser feliz y estará preparado para al fin poder encontrar el amor de verdad en otra persona. Con los tres ejercicios que le indiqué, usted va a recuperar su autoestima y volverá a sonreírle a la vida y todo empezará a mejorar para usted en la salud, en el dinero y en el amor.

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel E. Méndez Romero

Máster en Programación Neurolingüística.