Aprender a decir las cosas

quedarse callado

El 95% de las personas no son capaces de decir las cosas que sienten, ya sea que esta los moleste o los alegre, simplemente se quedan callados. Aprender a decir las cosas es uno de los secretos para poder alcanzar el éxito.

Le ha pasado a usted que su jefe le llama a su oficina y le habla, entonces usted a pesar de que siente mucho desagrado por la injusticia cometida, simplemente se queda callado por miedo a perder su puesto de trabajo o por miedo a su jefe que es bastante bravo. O de repente usted está en una reunión familiar y algún miembro de la familia dice algo sobre usted, y usted por miedo a esa persona o por timidez, se queda callado sin decir nada al respecto. Y más aun, su cónyuge le lanza un grito y usted simplemente agacha la cabeza por miedo a su pareja, ya que es bastante bravo, pero por dentro usted siente muchas iras. ¿Es correcto tener esta actitud de quedarse callado?.

Analicemos la situación y usted se dará cuenta lector, cual es el camino que debe de seguir. Si su jefe le grita por alguna razón, ¿es correcto que usted se quede callado?. Bueno, ahora cambiemos la pregunta ¿usted se imagina a Steve Jobs o Mark Zuckerberg quedarse callados frente a alguna persona que les grita y de manera injusta?. Definitivamente no, pero si existe una diferencia entre responder y responder atrevidamente. Responder con todo el respeto es lo correcto, usted debe de exponer su causa y no tener miedo de decir las cosas. Todos los grandes empresarios que usted conoce, son personas que supieron hablar en el momento preciso, ellos no guardaron sus pensamientos para sí mismos, ellos expusieron sus pensamientos al mundo entero, sin importarles si estaban en lo correcto. Alguna vez en una entrevista de trabajo, Mark Zuckerberg preguntó a los dos finalistas ¿Tu me dirías lo que yo debo de hacer cuando ya alcances un elevado puesto en Facebook, si notas que no estoy en el camino correcto?. A esa pregunta, ¿que hubiera respondido usted?. La primera persona respondió —no Mark, yo esperaría tus órdenes para tomar cualquier decisión— y la segunda persona respondió —por supuesto, el hecho de que tú seas el dueño y creador de Facebook, no significa que hagas lo que quieras y tomes decisiones malas—. Mark, sin pensarlo dos veces contrató a la segunda persona y le dijo al primero —aprende a decir las cosas y cuando sepas eso, vuelve a Facebook—. La persona que entró en Facebook, ahora ocupa uno de los puestos más elevados dentro de la compañía, si esta persona no hubiera sabido decir las cosas ¿hubiera alcanzado el éxito que tiene ahora?.

Tomemos otro ejemplo claro de autoridad y autoestima al cien por cien. Jesús el Maestro de Maestros, predicaba el Evangelio del Reino a toda la gente a su alrededor, pero había muchos Sacerdotes y Fariseos que eso les molestaba en extremo. Estas personas siempre le decían a Jesús que es mentiroso, ladrón, hijo del Diablo y que además no cumple con la ley. ¿Acaso Jesús se quedaba callado y agachaba la cabeza?, pues definitivamente no, Jesús siempre les decía a los Fariseos que eran hipócritas, y alguna vez incluso tumbó las mesas de los cambistas que hacían negocios en el Templo, y todo eso por defender la casa de su Padre (Dios).

Ahora usted puede sacar sus propias conclusiones, no es correcto quedarse callados si alguna persona nos trata mal o injustamente, tenemos que defendernos y eso es correcto. Pero tampoco es correcto, defendernos lanzando gritos y faltando al respeto. Pero hay algo que es totalmente cierto, el éxito de una persona se define por la cantidad de veces que está dispuesto a hablar frente a las personas.

Muchas personas por miedo a hablar no piden un alza de sueldo, no piden subir de cargo en la empresa, no piden un salario digno en las entrevistas de trabajo, no piden matrimonio, no piden respeto, etcétera. Usted no debe ser parte de ese grupo de personas, ya que si usted empieza a decir las cosas, a pedir las cosas y a hablar directamente de frente, usted en un par de meses habrá llegado a alcanzar mucho más de lo que antes se imaginaba que podría tener.

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel E. Méndez Romero

Máster en Programación Neurolingüística.

2017-02-07T04:17:09+00:00

About the Author:

Leave A Comment

*