Gimnasia cerebral igual a mente millonaria

gimnasia cerebral

Le ha pasado a usted que hace un par de meses, vio a uno de sus amigos muy delgado que hasta de apodo le decían -el cuerpo de sorbete-. Pero ahora lo vuelve a ver y lo encuentra con un cuerpo musculoso, y le pregunta que sucedió y el responde que fue a hacer gimnasia. Así es estimado lector, de la misma manera que hacemos gimnasia para que nuestros músculos crezcan y el cuerpo se conserve, también debemos de realizar gimnasia cerebral para que nuestra mente se expanda y crezca nuestra inteligencia.

Deténgase a meditar un momento en las cosas que usted está entrenándole a su cerebro a diario. Seamos sinceros, todos los días llegamos al trabajo y lo primero que hacemos es preguntar para enterarnos los chismes de nuestros compañeros de trabajo. Durante el día leemos en los periódicos noticias terribles como asesinatos, incendios, violaciones, la crisis mundial, etcétera. Llegamos por la noche a nuestro hogar y vemos telenovelas. Y finalmente entramos al Facebook para ver lo que comió nuestro amigo, para ver la casa que se ha comprado nuestro familiar, para ver el nuevo novio de la vecina, etcétera. ¿Usted cree que con todo eso que realiza todos los días, le está dando a su cerebro un verdadero entrenamiento de calidad?.

Ahora veamos algunas formas de entrenarle a nuestro cerebro de la manera correcta. Cuando usted analiza a un niño podrá notar que ellos siempre están observando cada cosa y se preguntan a ellos mismos ¿qué hace esto?, ¿para qué sirve esto?, y si usted no les enseña,  ellos se las ingenian para aprender y lo logran. Meses después ese niño ya está hablando, ya camina perfectamente y hasta ya sabe sumar y restar.  ¿Usted cree que es sencillo aprender a hablar un idioma?. Si fuera sencillo, póngase la meta de aprender a hablar Inglés en los siguientes seis meses. La realidad es que no es sencillo aprender a hablar un idioma, sin embargo los niños lo hacen con mucha facilidad. La razón de aquello, es que los niños si le entrenan a su cerebro de manera correcta. Ellos en vez de invertir dos horas en el Facebook diariamente, invierten esas dos horas pensando en cómo armar ese rompecabezas que le regalaron.

Tómese un día para revisar cuanto tiempo invierte usted en las redes sociales, en las telenovelas, en los chismes y en los periódicos. ¿Acaso son dos horas?, ¿o tal vez son cuatro horas?, ¿en qué rango está usted? y ¿qué valor agregado le da a su vida ese tiempo invertido?.

Qué tal si desde hoy usted en vez de invertir dos horas diarias en el Facebook, usted invierte esas mismas dos horas diarias para aprender Inglés. Aprendiendo un nuevo idioma, ¿acaso eso no le abrirá nuevas oportunidades de trabajo?.  O en vez de estudiar Inglés, usted empieza a leer libros de gente muy exitosa como Steve Jobs, Bill Gates o Carlos Slim en esas mismas dos horas. ¿Cuánto usted aprendería leyendo las cosas que hicieron estas personas para alcanzar el éxito?.

Si usted desde ahora reemplaza esa hora que dura su telenovela favorita, para en lugar de ello enseñarle a su hijo cosas hermosas de la vida entre padre e hijo, entre madre e hija, ¿usted cree que su hijo no le agradecerá por ese tiempo cuando ya sea un adulto?. En vez de mirar las noticias que solo  son tristes y negativas, usted podría invertir esa media hora del noticiero en empezar a escribir un libro o en empezar a crear su negocio propio.

Empecemos a darle un entrenamiento de calidad a nuestro cerebro, al cerebro de nuestros hijos y de nuestros amigos y compañeros de trabajo. Las horas diarias perdidas en cosas que no sirven de nada, jamás se recuperaran. El tiempo está transcurriendo y no se puede detener. Debemos aprovechar cada momento de la vida para crecer como seres humanos, después de todo algún día ya no estaremos en este mundo y debemos dejar un gran legado para nuestros futuros descendientes.

Usted puede leer el artículo Inteligencias Múltiples, ¿Forman hijos triunfadores? para que tenga muchos tips de como entrenarle a su cerebro de una forma exitosa. Recuerde que la calidad de vida que tenemos, se ve reflejada por la calidad de pensamientos que tenemos. Y la calidad de pensamientos se mide según la calidad de cosas que leemos, miramos o escuchamos. Entrénele a su mente para que llegue a ser una mente millonaria a partir del día de hoy.

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel E. Méndez Romero

Máster en Programación Neurolingüística.

2017-02-07T04:17:09+00:00

About the Author:

Leave A Comment

*