Recuperando el amor

Recuperando el amor

Estimado lector, alguna vez se ha preguntado ¿Cuál es la razón de que se termine el amor en una pareja?. Resulta que dos personas se conocieron y se gustaron, con el pasar de los meses se enamoraron y finalmente por dicho amor que ambos sintieron, terminaron casados. Pero pasan unos años y resulta que ya el amor en la pareja no existe, simplemente viven por costumbre y en muchos casos se aguantan el vivir juntos por sus hijos. Pero ¿Qué sucede en la pareja para que se llegue a algo así?.

Analicemos la situación desde el siguiente punto de vista. Cuando dos personas están viviendo el enamoramiento (esto sucede en los primeros meses de conocerse) primeramente ambos se presentan de la mejor manera, el hombre es todo un caballero y muy trabajador, muy romántico, detallista y totalmente fiel. La mujer siempre esta arregladita, se pone sus mejores vestimentas, aretes, sus mejores perfumes, sus mejores peinados y además conserva su cuerpo haciendo ejercicio y dieta. Entonces naturalmente se enamoran, y como siempre se ven de esta manera los dos, se mantiene la admiración hacia la pareja. Tenga en cuenta esto lector, en los primeros meses ambos se admiran y mucho.

En los mismos primeros meses, resulta que la pareja piensan el uno del otro únicamente las cosas bonitas que ambos hicieron por ellos, la mujer recuerda como el hombre la conquistó, lo caballero que fue al llevarla a un restaurante, las flores que le regaló, etcétera. Y el hombre recuerda como ella se comportaba cuando él hacía esas cosas bonitas, como ella lo miraba y le decía que él es muy lindo.

Tenemos dos factores a tener en cuenta hasta el momento: la admiración a la pareja y recordar las cosas bonitas que hicieron el uno por el otro.

Ya estando casados y los años han pasado, empiezan los descuidos de la pareja. El hombre deja de ser romántico y detallista, deja de ser caballero y hasta empieza a ser infiel, y según él, la culpa de estos descuidos es el trabajo, no tiene tiempo para esas cosas. La mujer se ha engordado y debido a su trabajo y a todas las cosas que tiene que hacer por sus hijos y el hogar, ya no se arregla, ya no se viste con sus mejores ropas ni se pone esos aretes que le quedaban muy bien. Tampoco hace dieta ya que como ya se casó, ya no le interesa conservar un bonito cuerpo. En fin, tanto el hombre como la mujer se descuidaron totalmente de esos detalles que si los tenían cuando eran enamorados.

Esto que acabo de describir estimado lector, es la vida real. Nada más ni nada menos que es en la vida de esposos. Ahora analicemos esta situación de la pareja con el pasar de los años.  El hombre es bastante visual, a un hombre le gusta mucho ver a su mujer arregladita, con sus bonitos aretes, con su ropa elegante, con su cuerpo conservado y su cabello bien peinadito. La mujer es bastante sensorial, a una mujer le encanta escuchar palabras tiernas y románticas, le encantan los detalles y se siente feliz cuando el hombre le abraza, le besa y le acaricia.

Dadas esas premisas, que cree usted que pasa por la mente de la mujer cuando el hombre le deja de dar palabras tiernas, detalles como flores o cartas de amor, el desayuno en la cama, besos, abrazos y caricias, etcétera. Y que cree usted que pasa por la mente del hombre cuando su mujer se pasa con rulos y pantalón de calentador en la casa, además se ha engordado bastante y ya no se maquilla, no usa aretes y en vez de zapatos utiliza chancletas.

Piense por un momento, usted cree que la mujer siendo muy sensorial, no siente que su esposo ya no la quiere, siente que él está buscando otras mujeres y por esa razón ya no la mira a ella. Y el esposo empieza a mirar en la tv a mujeres en traje de baño con sus bonitos cuerpos, y él dice en su mente: y mi mujer ni si quiera se arregla. Realmente es algo que sucede y en los matrimonios sucede esto en el 98% de los casos.

Por supuesto que la belleza es secundaria, lo más importante es amar el carácter de la otra persona, pero hasta eso se ha perdido. Ahora recuerde que vimos al inicio que el amor se mantiene por dos razones: admiración a la pareja y recordar las cosas bonitas que cada uno hicieron.

La admiración se pierde cuando ya el hombre deja de ser romántico y detallista, y se pierde cuando la mujer deja de cuidarse y arreglarse. Una mujer no admira a un hombre que se sienta en su sillón a ver el futbol con comida y una barriga grande, una mujer no admira a un hombre que en un 14 de febrero no le lleva flores ni le invita a una cena romántica. Una mujer no admira a un hombre que al hacer el amor ya no le dice palabras bonitas ni le acaricia con pasión y deseo. Una mujer no admira a un hombre que en vez de pasar tiempo con ella trabaja hasta altas horas de la noche y mucho menos admiraría a un hombre que no le da lo que ella necesita, lo sensorial. Un hombre no admira a una mujer que se pasa todo el día con rulos y chancletas, un hombre no admira a una mujer que se pasa en los chismes con sus amigas, un hombre no admira a una mujer que se ha engordado a niveles extremos, un hombre no admira a una mujer que se pasa viendo novelas y muchos menos admiraría a una mujer que jamás le da lo que él necesita, lo visual.

Como resultado de perder esos detalles, es natural que se pierdan los bonitos recuerdos. Como ya han pasado años sin detalles de parte de ambos, ya esos recuerdos de las cosas bonitas que hicieron el uno por el otro se olvidaron y ahora se recuerdan las cosas malas que se han hecho el uno y el otro. Y a estas alturas ya se han perdido las dos únicas razones por las cuales el amor se mantiene: admiración y recuerdo de cosas bonitas.

Entonces ¿Qué debemos de hacer?. Primeramente retomar esos detalles, esposos empiecen nuevamente a darle a sus esposas palabras tiernas y románticas como: hoy te ves hermosa mi amor. Empiecen a darle besos y caricias, empiecen a sorprenderla nuevamente con cartas de amor, flores o cenas románticas y un fin de semana llévenle el desayuno a la cama. Vuelvan a enamorarlas ya que el amor está ahí, solamente está dormido. Y mujeres empiecen a arreglarse, nada de estar en rulos y chancletas solo porque estoy en mi casa. Pónganse bonitas, háganse lindos peinados, pónganse sus aretes y ropa bonita, empiecen a hacer ejercicio y recuperen sus cuerpos.

Déjeme decirle algo estimado lector, Dios es digno de admiración al haber inventado en el amor que al hombre le atraiga lo visual y a la mujer lo sensorial. De esta manera la pareja se complementa, pero el amor se destruye cuando nosotros mismos destruimos lo que Dios diseñó para que el amor sea perfecto. Es una ley de amor, si queremos que el amor se mantenga para siempre, debemos de mantener la admiración y los recuerdos agradables hacia nuestras parejas. Toda pareja tiene peleas y discusiones, de eso ninguna se salva, pero nunca debemos de olvidar los detalles hermosos que hicieron que nos enamoráramos de esa persona.

Empiece por ahí estimado lector, con los tips que le he dado en este artículo. En una entrada posterior le daré una técnica maravillosa para recuperar el amor en la pareja.  Sólo recuerde que el amor es maravilloso y con amor se pueden hacer verdaderos milagros en las vidas de las personas e incluso en este mundo.

Un abrazo y hasta pronto.

Daniel E. Méndez Romero

Máster en PNL.

 

2017-02-07T04:17:10+00:00

About the Author:

Ingeniero de Sistemas y Máster en Programación Neurolingüística (PNL). Me apasiona poder ayudar a las personas a través de las tecnologías de PNL y de las tecnologías de información. Mi objetivo es poder dar un valor agregado a la gente para que lo utilicen en su vida privada, profesional y sentimental, para que puedan alcanzar el éxito en sus sueños, y esto lo hago mediante el Blog y por medio de otros recursos como Aplicaciones para móviles, libros electrónicos y videos interactivos.

Leave A Comment

*